Estudio de esterilidad masculina

Gracias al estudio de fertilidad masculina se averigua cuál es el problema que impide a la pareja concebir de forma natural y así dar con la solución. Es muy importante que se realicen las pruebas diagnósticas a los dos miembros de la pareja, pues la imposibilidad para concebir también puede tener su origen en el varón.


Para que no existan problemas de esterilidad masculina, es necesario que exista la erección y una eyaculación normal, así como que la calidad del semen sea correcta. En el momento de eyacular durante el coito, el hombre fértil suele depositar en la vagina al menos 12 millones de espermatozoides móviles y normales. Las distintas alteraciones que pueden generar esterilidad son:


La Disfunción Eréctil


En el caso de que el varón tenga una erección insuficiente para penetrar correctamente a la mujer, ello puede ser motivo de esterilidad. En estos casos se ha de estudiar cada caso, pero la ayuda de nuevos medicamentos como el sildenafilo (Viagra) son una gran ayuda que solventa la mayoría de estos casos favorablemente. En estos casos, si el varón eyacula un semen normal, se realiza la inseminación artificial con su semen.


La Aneyaculación


Recibe este nombre la ausencia total de eyaculación por parte del varón. Puesto que el hombre no eyacula no existe fecundación posible. Ello puede ser debido a enfermedades como la diabetes o lesiones medulares por accidente que provoquen paraplejía. En otros casos las razones pueden ser hormonales e incluso psicológicas. Estas personas generan espermatozoides pero no los pueden expulsar. Estos problemas tienen solución cuando la causa es psicológica u hormonal y en algunos casos neurológicos. En estos casos, lo más habitual, es acudir a la reproducción asistida y para ello precisaremos obtener los espermatozoides del varón mediante biopsia testicular.

La Azoospermia Secretora


Se denomina Azoospermia la ausencia de espermatozoides en el semen. Existen dos tipos de azoospermia:
Azoospermia secretora: se denomina así cuando no se producen espermatozoides en los testículos. Puede ser debido a cuestiones cromosómicas, genéticas, o en casos de criptorquidia (cuando los testículos no han bajado a la bolsa del escroto). También en caso de infecciones como las paperas, en el caso de déficit de hormonas, o en algunos pacientes que han sido sometidos a radioterapia o quimioterapia. Este problema tiene tratamiento cuando se debe a un déficit de las hormonas FSH y LH. En algunos casos, este tipo de pacientes conservan zonas de los testículos donde hay espermatozoides que pueden ser extraídos para fecundación in vitro, mediante la técnica ICSI.


Azooespermia Obstructiva


Se denomina azoospermia obstructiva, cuando los conductos que unen los testículos con el pene se hallan obstruidos impidiendo el paso de los espermatozoides. Ello puede deberse a la ausencia congénita de los conductos deferentes que es algo que sucede en los pacientes con fibrosis quística, también las infecciones de los conductos seminales generan a veces cicatrices que acaban obstruyendo los conductos. Evidentemente, en caso de vasectomía o por la complicación durante el proceso de cirugía de una hernia discal, puede aplicarse cirugía reparadora u optar por la FIV con ICSI.

La Oligoastenozoospermia


Consiste en la disminución del número de espermatozoides y la movilidad de éstos. Ello puede ser debido a causas cromosómicas, genéticas, hormonales, infecciosas, obstrucciones parciales de los conductos seminales, varices en las venas de los testículos etc… si la causa no es tratable se recomienda la FIV con ICSI o IMSI dependiendo del grado de la Oligoastenozoospermia.

La Astenozoospermia


Consiste en la disminución de la movilidad de los espermatozoides. Cuando los espermatozoides no pueden moverse correctamente, es evidente que no llegarán al óvulo para la fecundación. Los motivos más habituales en caso de existir este problema son las infecciones, los anticuerpos, las varices en las venas de los testículos (varicocele) o las alteraciones de las colas de los espermatozoides.